X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Dos maestros españoles diseñan un sistema de enseñanza para los alumnos del siglo XXI

La revolución tecnológica hace que no se pueda seguir enseñando a los alumnos de la misma forma que antes

REVISTA DE PRENSA • 19/05/2015

Los estudiantes que están cursando Bachillerato o ESO ya nacieron con internet y no conciben un mundo sin él. Para la mayoría de ellos las redes sociales son su medio de comunicación. Comentar con sus amigos cualquier noticia por WhatsApp, Facebook o Twitter es lo más natural para ellos e, incluso, les resulta más cómodo que llamar por teléfono. Están acostumbrados a tener al alcance un sinfín de aplicaciones y contenidos en todo momento. Pese a todo, hay muchos centros de enseñanza que aún no permiten que la tecnología entre en sus clases. «Les parece una distracción y es un grave error. Si se le da un uso adecuado, la tecnología mejora el aprendizaje», indican Ricardo Oficialdegui y Álvaro González, profesores en el Colegio Irabia-Izaga de Pamplona.

Ambos docentes han aunado esfuerzos y conocimientos para crear un sistema de enseñanza y aprendizaje llamado Polygon System, basado en tecnologías digitales y en metodologías innovadoras surgidas de Harvard. Su éxito ha sido tal que ya ha sido probado con éxito en las aulas de varios colegios españoles. Su máxima es que la tecnología nunca debe ser el fin. «En este caso es solo una herramienta puesta al servicio de la educación», afirma Ricardo Oficialdegui, uno de los creadores de este sistema, licenciado en magisterio, profesor de música en activo, y formador de Apple para la introducción de las tecnologías en las aulas.

La propuesta de González y Oficialdegui parte de que en los últimos años ha habido una auténtica revolución tecnológica así que no podemos seguir enseñando a nuestros alumnos de la misma forma que antes. «Debemos convertir al alumno en el auténtico protagonista de su educación y esto es posible gracias a nuestro método, que combina contenidos, metodología y tecnología para que el alumno no sólo aprenda más sino para que también vaya aplicando los conocimientos que adquiere. Aplica la teoría de las "inteligencias múltiples" y el "aprendizaje cooperativo", potenciando y creando la llamada "cultura del pensamiento", cuyo objetivo es el desarrollo del pensamiento crítico y creativo.

"Debemos convertir al alumno en el auténtico protagonista de su educación"

No todos aprendemos igual

«La neurociencia ha demostrado que no todos aprendemos de la misma forma. Hay alumnos que tienen gran capacidad visual, otros prestan más atención al aspecto auditivo y otros en cambio aprenden mucho más interactuando. Con este sistema el alumno aprende los contenidos propios del curso mucho más motivado, de una manera mucho más competencial y comunicativa con gran mejora progresiva en el trabajo cooperativo. En los alumnos con necesidades especiales como ásperger y TDHA se han notado mejores resultados, más integración en el aula con sus compañeros y enganche a la asignatura. También podemos asegurar que los alumnos adquieren una muy buena competencia digital», asegura González.

¿Y qué papel juega el profesor en esta propuesta educativa? «Es fundamental —explican—, porque se trata de una educación mucho más personalizada y por tanto debe ser él quien guíe a cada alumno según sus competencias. Lo que ha ocurrido hasta ahora es que cuando se ha intentado avanzar en la educación se ha abandonado al profesor a su buen hacer. Hay que formar al profesorado en metodologías emergentes y en tecnología. Nadie nace aprendido. No se puede transformar la educación sin formar al profesorado», dice Oficialdegui. «Gracias a este método, los profesores pueden preparar sus sesiones de una forma planificada adaptando los proyectos a cada alumno de forma sencilla. Y los alumnos desarrollan una manera de pensar y de relacionarse con sus compañeros y además mejoran su autoestima. Todos ganan».

Una experiencia visual, táctil...

Ambos profesores ponen como ejemplo el aprendizaje de una asignatura como Lengua y Literatura Castellana. «En este caso nuestro sistema de enseñanza y aprendizaje es interactivo, en formato "multitouch". Todos los proyectos que lo conforman se encuentran interrelacionados entre sí y articulados mediante el marco de la enseñanza para la comprensión. Uno de ellos, en concreto, se sumerge en el proceso de creación guiada de cómics para comprender, a través de ellos, contenidos específicos de Lengua y Literatura (desde la onomatopeya hasta el relato mediante imágenes, de los adjetivos a la escritura de un guion narrativo)». En España hay siete colegios en Madrid (2), Valencia (2), Alicante, Bilbao y Pamplona que ya están utilizando esta metodología con una rutina inicial.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
Margaret Boden: "La inteligencia artificial, como el hacha, se puede usar para el bien o para el mal"
REVISTA DE PRENSA • 09/05/2018
Margaret Boden (Maggie para los amigos) ha visto de todo desde 1936. Nació en el Londres de los bombardeos y de Alan Turing, se abrió paso en el masculino mundo de la ciencia y se descolgó en 1977 con Inteligencia Artificial y Hombre Natural, uno de los libros pioneros en un campo que ha contribuido a ensanchar gracias a su 'sabiduría' adquirida en los mundos de la medicina, de la filosofía, de la psicología y de las ciencias cognitivas. A sus 82 años, Boden sigue activa desde su mirador en la Universidad de Sussex, fiel a su condición de insaciable "mariposa intelectual". Nos recibe con vestido floreado en su casa de Brighton, que pronto sentimos como nuestra. Y nos invita a hacer un recorrido por las estanterías donde alternan libros y pequeños frascos de vidrio que se estiran hasta tiempos de los romanos.
Noticia
“Enseñamos a los niños a aprobar exámenes, pero no a pensar y a entender las matemáticas”
REVISTA DE PRENSA • 30/05/2018
Cuando el profesor Yeap Ban Har (Penang, 1968) habla de matemáticas, utiliza términos a menudo vinculados con el mundo de las letras, pero no con el de los números. Para este experto, referente mundial en la enseñanza de matemáticas, aprender esta materia no es tanto hacer cálculos como interiorizar un nuevo idioma. Las matemáticas se leen, se escriben e incluso se debaten. Doctor en educación matemática por la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, y profesor en el Instituto Nacional de Educación del mismo centro, Yeap ha recalado esta semana en Madrid para aportar luz a una pregunta compleja: ¿cómo enseñar matemáticas en los colegios? El experto, que viaja por todo el mundo dando formación a docentes, es la cara visible de un proyecto que la editorial educativa SM y la Universidad de Alcalá pusieron en marcha el año pasado para probar en 20 colegios españoles el llamado método Singapur de enseñanza de las matemáticas.
Noticia
«Debería existir una formación obligatoria para todas las personas que decidan tener un hijo»
REVISTA DE PRENSA • 30/05/2018
Víctor Arufe, ganador de los Premios Educa «Mejor docente de España 2017», no duda al asegurar que la educación de los niños es compleja y requiere de mucho esfuerzo por parte de los progenitores. Añade que los pequeños perciben el mundo de una forma muy diferente a los adultos, y es en esta perspectiva distinta del mundo donde radica la mayoría de los conflictos entre padres e hijos. ¿Qué pueden hacer los padres para que no resulte tan complicado educar a los hijos? Los adultos debemos hacer un esfuerzo en bajar al mundo de los hijos, un mundo donde no entienden, por ejemplo, que les quites las tijeras de forma brusca cuando van a empezar a jugar con ellas. No son conscientes del peligro, y esa reacción brusca de los padres les produce una rabieta inmediata, que puede pasar posteriormente a los gritos y a la autoridad del padre sobre el niño.
Noticia
Todo lo que puedes hacer para lograr hijos bien educados
REVISTA DE PRENSA • 31/05/2018
¡Ya estoy harta! Ya está bien, señores, de seguir aguantando». Así de efusiva y enfadada se mostraba hace unos días Eva Romero, profesora del Instituto Isidro Arcenegui de Marchena (Sevilla), al exponer en el claustro de profesores su indignación «por la mala educación de los alumnos y el proteccionismo de los padres, que quieren que sus hijos aprueben sin sufrir. Me pagan por enseñar, no por aguantar», clamaba. ¿Qué está ocurriendo? ¿Por qué cada vez más docentes se quejan de que sus alumnos les faltan al respeto? ¿Por qué el profesor Don José es ahora para los alumnos Pepe o Pepito? ¿Quién tiene la verdadera responsabilidad de dotar de buena educación a los niños: los padres o el colegio? Para María Jesús Álava Reyes, directora del Centro de Psicología Álava Reyes, es evidente que se ha producido un deterioro en la buena educación y el respeto a los demás y «muchas familias no son conscientes del mal que están haciendo a sus hijos al consentir que sean egoístas, que se crean con derecho a todo, que puedan conseguir las cosas sin esfuerzo, a cambio de nada....».
Noticia
¿Por qué en España nadie quiere ser profesor?
REVISTA DE PRENSA • 12/06/2018
El informe «Effective Teacher Policies: Insights from PISA» presentado ayer en Madrid por el padre del Informe PISA, Andreas Schleicher, hace una sesuda evaluación de la situación del profesorado y de su importante papel en las escuelas con más desventaja socioeconómica. El informe concluyó que para mejorar los resultados académicos y conseguir un sistema más equitativo los profesores más brillantes deben destinarse a los colegios más desfavorecidos. Pero aparte de este análisis, el estudio entrevistó a alumnos de 15 años para saber qué querían ser de mayores. Solo un 4,2 por ciento dijo que quería ser profesor. Destacan, sobre todo, las chicas (5,8 frente a 2,7 de los chicos), de origen no inmigrante y cuyos padres tienen educación superior. En España, el 5,6 por ciento de los estudiantes quiere enseñar y en este porcentaje se incluyen los adolescentes que no sacan buenos resultados en PISA. Lo mismo sucede en resto de países de la OCDE.