X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Una metáfora del Coaching

OPINIÓN • 29/06/2015

Cuenta Milton Erickson (psicoanalista pionero en hipnosis) que un día llegó a su casa un caballo perdido. El animal no llevaba ninguna marca que lo identificase pero Erickson decidió devolvérselo a su amo.

Montó el caballo y lo condujo hasta la carretera. Una vez allí, dejó que el propio caballo decidiera hacia dónde quería ir. Él sólo intervenía si el caballo se desviaba del camino para comer o para pasear en los prados de los alrededores.

Continuaron así unos cuantos kilómetros hasta que llegaron a una granja. Allí el animal se detuvo. Salió el granjero a recibir la inesperada visita y al ver su caballo preguntó: “¿Cómo ha sabido que este caballo era nuestro?”, a lo que Erickson respondió: “Yo no lo sabía… El caballo sí. Yo sólo he tenido que mantenerlo en el camino".

De eso se trata el coaching, de ayudar al adolescente a encontrar sus propias respuestas, acompañándole en el camino y ayudándole a desarrollar los recursos que necesita para llegar a su destino. Darles la solución no les ayuda, descubrir sus talentos y ponerlos a su servicio es facilitarles una caja llena de herramientas para toda su vida.

María José Martín
Coach educativo

www.coachespana.com


Artículos relacionados:

- ¿Creas o te quejas?

- Ponerse en los zapatos de los padres

- Construyendo puentes entre padres e hijos



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS