X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

INFORME PISA

Usar mucho el ordenador en clase no ayuda al alumno, según la OCDE

El último informe PISA sitúa a España por debajo de la media en habilidades tecnológicas

REVISTA DE PRENSA • 17/09/2015

Mejor uso que abuso. El último informe PISA, que analiza las habilidades digitales de los alumnos, alerta de que utilizar de forma moderada el ordenador en clase ayuda más al aprendizaje que un uso muy frecuente pero sin planificación. En la radiografía por países, España queda por debajo de la media de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en lectura y resolución de problemas online, que implica saber navegar y buscar fuentes en Internet o elaborar tablas de datos y gráficos desde el ordenador.


La OCDE se centra en el último informe PISA en la relación entre ordenadores, alumnos y conocimiento. El estudio compara los resultados en las pruebas que realizaron alumnos de 15 años de 31 países en 2012. Parte de estos exámenes se hicieron desde ordenadores para evaluar habilidades digitales como el uso de los programas, la elección de fuentes e hipervínculos en el examen de lectura o el empleo y elaboración de tablas de datos y gráficos en la prueba de matemáticas.

Entre los países con mejor resultado en lectura digital se encuentran Singapur, Corea del Norte, Hong Kong, Japón o Canadá. España obtiene 466 puntos —frente a 497 de media en la OCDE—. En matemáticas obtiene 475 frente a los 497 de media, con los mismos países a la cabeza. Los resultados son similares también a los que arrojan los exámenes tradicionales (en papel) de la OCDE.

“España tiene un buen nivel de tecnología en las aulas, pero el 5% de los alumnos no sabía siquiera por dónde empezar cuando se enfrentaban a un texto on line; se perdían navegando y pinchaban en el primer vínculo que encontraban”, explica Francesco Avvisati, autor principal del informe. Los alumnos respondieron también a una encuesta sobre sus hábitos con las tecnologías de la información y la comunicación. Los analistas concluyen al cruzar los datos que el uso del ordenador en el colegio no supone una ventaja en sí misma.

No son la clave

El tiempo en clase o la experiencia del docente son más determinantes. “Es bueno que los profesores enseñen a los estudiantes a buscar en Internet de forma inteligente, pero las tecnologías no son útiles si se intenta aprender por ejemplo una lengua haciendo ejercicios repetitivos”, según el autor del trabajo.

El informe destaca su importancia para organizar las prácticas de los alumnos o en el aprendizaje por proyectos. Es decir, son útiles para algunas cosas pero no la clave para todo: “Si un país hace una inversión importante en tecnología sin preguntarse cuáles van a ser los usos, el dinero le servirá de poco”, augura Avvisati.

Catherine L’Ecuyer, autora del libro Educar en la realidad lo resume con otras palabras: “Reducir la brecha digital no es la solución para mejorar los resultados académicos”. Las conclusiones de sus trabajos son similares a las que apunta ahora la OCDE. L’Ecuyer defiende que el uso indiscriminado de las tecnologías “puede suponer un sobreestímulo perjudicial para los alumnos”.


Autora: Pilar Álvarez, publicado por elpais.com el 15/09/2015


Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
¿Por qué en España nadie quiere ser profesor?
REVISTA DE PRENSA • 12/06/2018
El informe «Effective Teacher Policies: Insights from PISA» presentado ayer en Madrid por el padre del Informe PISA, Andreas Schleicher, hace una sesuda evaluación de la situación del profesorado y de su importante papel en las escuelas con más desventaja socioeconómica. El informe concluyó que para mejorar los resultados académicos y conseguir un sistema más equitativo los profesores más brillantes deben destinarse a los colegios más desfavorecidos. Pero aparte de este análisis, el estudio entrevistó a alumnos de 15 años para saber qué querían ser de mayores. Solo un 4,2 por ciento dijo que quería ser profesor. Destacan, sobre todo, las chicas (5,8 frente a 2,7 de los chicos), de origen no inmigrante y cuyos padres tienen educación superior. En España, el 5,6 por ciento de los estudiantes quiere enseñar y en este porcentaje se incluyen los adolescentes que no sacan buenos resultados en PISA. Lo mismo sucede en resto de países de la OCDE.
Noticia
Ya sé hablar inglés, ¿qué otro idioma puedo aprender?
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
Quien busque trabajo o intente mejorar en su carrera se habrá dado cuenta de una cosa: hablar inglés ya no es un factor diferenciador. Dominar la que se ha convertido en la lengua franca ha dejado de ser un extra que añadir al currículum para convertirse en algo que se da por hecho. Así, por ejemplo, una de cada tres ofertas de trabajo exige un idioma extranjero y en el 92% de los casos ese idioma es el inglés, según un estudio reciente de Adecco. Frente a esta homogeneización, ¿cómo se puede despuntar? Conocer un segundo idioma extranjero tiene cada vez más peso a la hora de diferenciarse en el competitivo mercado laboral. “Hablar otro idioma es un beneficio cognitivo e intelectual, pero también económico”, resume Roberto Cabezas, director de Career Services de la Universidad de Navarra (UNAV). “Te abre oportunidades tanto para responder a inquietudes intelectuales como para conseguir beneficios económicos”. En España, la importancia de aprender al menos un idioma ha calado.
Noticia
“Los jóvenes tienen mucho más poder del que creen”
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
La distancia entre la etapa formativa y el mundo laboral es, para muchos de los jóvenes que se enfrentan al reto de conseguir su primer trabajo, un abismo. La tasa de paro juvenil, que en España se sitúa en el 36%, se suma a un mercado laboral cada vez más competitivo. Se pide conocimiento técnico, pero también habilidades personales, como saber comunicar o trabajar en equipo, además de mentalidad digital y una actitud de constante aprendizaje. En este escenario, ¿cómo dar los primeros pasos hacia ese primer trabajo que parece inalcanzable? La experta en liderazgo y talento Pilar Jericó, autora del blog de EL PAÍS Laboratorio de felicidad, señala el autoconocimiento como herramienta de trabajo: "Las empresas buscan gente autónoma, con iniciativa y capacidad de ilusionarse. Y eso pasa por conocernos: conocer nuestros juicios de valor, que son los más terribles, y conocer también nuestras emociones para que no seas tú quien te limites a ti mismo".