X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

¿Por qué tienen nombre las cosas?

Los alumnos de Infantil conocen a Peppa y George y se convierten en pequeños Platones

OTRAS PUBLICACIONES • 19/11/2015

La llegada a nuestras aulas de Educación Infantil durante los pasados días de dos tortuguitas, adoptadas como mascotas por los alumnos de los distintos cursos (3, 4 y 5 años), ha despertado en los pequeños un cúmulo de emociones y ha permitido a sus profesores seguir trabajando con ellos multidisciplinarmente.

La primera tarea que tuvieron que afrontar fue ponerles nombre a ambos animales, lo que generó una lluvia de propuestas a tal fin y, de manera adicional, dio lugar a una actividad de ‘cuentacuentos’, que corrió a cargo de José Miguel, responsable educativo de las etapas de Educación Infantil y Primaria en nuestro colegio.

“¿Por qué tienen nombre las cosas?”, les preguntó a los niños utilizando el título del cuento sobre el que nuestros pequeños reflexionaron “filosóficamente”, obra de Jean Paul Mongin y Junko Shibuya editada por Errata Naturae, una editorial que recomiendan nuestros profesores porque dispone de libros infantiles muy interesantes, inclusive una Colección de Filosofía para niños, titulada 'Los Pequeños Platones', lecturas éstas que nuestros educadores aconsejan leer en voz alta y mediante el sistema de lecturas compartidas.

"¿Por qué un caballo se llama «caballo»? ¿Es porque tiene cabellos? ¿Es porque lo monta un caballero? ¿O es el caballero quien se llama «caballero» porque monta caballos?... ¿Y tú por qué te llamas como te llamas?", siguió José Miguel entre las risas, ocurrencias y respuestas de los niños, muchas de ellas repletas de lógica.

En definitiva, el objetivo de esta actividad concreta era trabajar la identidad y que los niños se dieran cuenta de que lo que nos da la identidad es el nombre.

En paralelo y de manera 'democrática' las tortuguitas recibieron los nombres de Peppa y George (como los protagonistas de la serie de dibujos animados 'Peppa Pig' que, como se evidenció, les encanta a nuestros niños), ya que fueron los que contaron con mayor número de apoyos entre los alumnos.



Adicionalmente, a través del contacto con Peppa y George, los alumnos están tomando conciencia de que tener una mascota requiere compromiso y dedicación y supone una gran responsabilidad.

Raquel, una de sus profesoras, les enseñó cómo se cuidan y alimentan las tortugas, y les ayudó a familiarizarse con ambos animalitos, a los que al principio casi no se atrevían a tocar.

Cuando las tortuguitas caminaron por primera vez por sus manos, las expresiones de los pequeños pasaron desde la sorpresa, temor  e incredulidad  hasta la ternura, ilusión y alegría, reflejadas en enormes sonrisas.

No en vano dicen los expertos que las mascotas en clase cumplen funciones didácticas y terapeúticas, contribuyendo en gran manera a un sano desarrollo emocional de los niños, entre otros beneficios.

Peppa y George, ¡bienvenidas al San Luis Gonzaga!






Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS