X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Respaldo al plan de Marina para que los profesores hagan más práctica

José Antonio Marina / Commons Images, foto publicada en el grupo de Facebook 'Un café con José Antonio Marina'
José Antonio Marina / Commons Images, foto publicada en el grupo de Facebook 'Un café con José Antonio Marina'

José Antonio Marina / Commons Images, foto publicada en el grupo de Facebook 'Un café con José Antonio Marina'

REVISTA DE PRENSA • 09/12/2015

El filósofo José Antonio Marina pide que su plan para la carrera de los profesores, elaborado por encargo del Gobierno y presentado el lunes, se someta a debate. Seis profesionales del mundo educativo lo han examinado para EL PAÍS. Aplauden que este proyecto aumente las prácticas en el aula de los futuros docentes y que dé más peso al director. Y recelan de una evaluación que tenga efectos en su sueldo y en su historial laboral, lo más polémico del documento.

El profesor Marina entregó el lunes en el Ministerio de Educación su Libro Blanco sobre la Profesión Docente y pidió que se enviara a todos los centros educativos y se abriera el debate. Sindicatos docentes, expertos de Didáctica y Psicología y un representante de directores de instituto lo han analizado. En síntesis, critican la falta de concreción, el papel de las evaluaciones y que un documento así se presente al final de una legislatura y sin un cálculo de su coste. La propuesta anterior que estuvo más cerca del éxito, el estatuto docente de 2007, quedó en la cuneta porque Hacienda consideró que sería demasiado caro. Ven un acierto que los futuros maestros hagan dos años de prácticas en las aulas y que el proyecto incluya opciones para progresar en la carrera docente.

Propuesta “en el aire"

Los sindicatos rechazan que la evaluación “sistemática” del docente influya en su sueldo y creen que para examinar la calidad de la enseñanza se deberían observar también los medios y recursos del centro. “No lo consideramos punto de partida para ningún debate”, dice Francisco García (CC OO) sobre el Libro Blanco. “Es una propuesta en el aire”, ahonda Nicolás Fernández Guisado (ANPE), que pide al Gobierno que aclare si lo asume como propio. Educación anunció que sería un “borrador” a revisar a partir de enero, si el PP repite en el Gobierno. Las centrales comparten que se analice el desarrollo de la carrera profesional pero “respetando los derechos adquiridos”, dice Fernández Guisado.

“Evaluar a los docentes es bastante complicado. No está claro qué es lo que hace un buen profesor y existen hasta 30 variables que tienen relación con los resultados de sus alumnos, desde la familia a la organización del colegio”, añade José Gimeno Sacristán, catedrático de Didáctica de la Universidad de Valencia (UV).

Marina propone que el aspirante estudie cualquier carrera (incluido Magisterio), que pase una prueba estatal y luego haga un máster. El portavoz de CC OO y el experto de la UV solicitan que esa prueba global se haga antes de empezar en la Universidad. Y Gimeno defiende que incluya una entrevista: “No se puede ver si alguien será buen profesor preguntando por los afluentes del Ebro”.

Respecto al máster, que se estudiaría en centros de nueva creación, “los alumnos que lleguen de las facultades de Educación no estarán en igualdad de condiciones con el resto”, critica Elena Martín, catedrática de Psicología de la Autónoma de Madrid, que participó en un intento de evaluación docente con el Gobierno del PSOE hace más de 20 años. “Es muy interesante la fase de prácticas, aunque una preparación de siete años es excesiva”. “Necesitamos que ya desde la facultad, el futuro maestro tenga mucha más visión de la práctica en el aula”, comparte también Ana Cobos, presidenta de la confederación de orientadores COPOE.

Marina prevé más formación para los orientadores y solicita una mayor profesionalización de los directores. “Comparto que se mejore la selección y formación de los directores y también que se nos dé autonomía en el trabajo”, añade Alberto Arriazu, presidente de la federación de directores de instituto Fedadi. Arriazu se felicita porque se hable de la formación del docente, pero no cree que el asunto salga adelante. “Hace más de 30 años que estamos en este debate”, concluye.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
¿Por qué en España nadie quiere ser profesor?
REVISTA DE PRENSA • 12/06/2018
El informe «Effective Teacher Policies: Insights from PISA» presentado ayer en Madrid por el padre del Informe PISA, Andreas Schleicher, hace una sesuda evaluación de la situación del profesorado y de su importante papel en las escuelas con más desventaja socioeconómica. El informe concluyó que para mejorar los resultados académicos y conseguir un sistema más equitativo los profesores más brillantes deben destinarse a los colegios más desfavorecidos. Pero aparte de este análisis, el estudio entrevistó a alumnos de 15 años para saber qué querían ser de mayores. Solo un 4,2 por ciento dijo que quería ser profesor. Destacan, sobre todo, las chicas (5,8 frente a 2,7 de los chicos), de origen no inmigrante y cuyos padres tienen educación superior. En España, el 5,6 por ciento de los estudiantes quiere enseñar y en este porcentaje se incluyen los adolescentes que no sacan buenos resultados en PISA. Lo mismo sucede en resto de países de la OCDE.
Noticia
Ya sé hablar inglés, ¿qué otro idioma puedo aprender?
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
Quien busque trabajo o intente mejorar en su carrera se habrá dado cuenta de una cosa: hablar inglés ya no es un factor diferenciador. Dominar la que se ha convertido en la lengua franca ha dejado de ser un extra que añadir al currículum para convertirse en algo que se da por hecho. Así, por ejemplo, una de cada tres ofertas de trabajo exige un idioma extranjero y en el 92% de los casos ese idioma es el inglés, según un estudio reciente de Adecco. Frente a esta homogeneización, ¿cómo se puede despuntar? Conocer un segundo idioma extranjero tiene cada vez más peso a la hora de diferenciarse en el competitivo mercado laboral. “Hablar otro idioma es un beneficio cognitivo e intelectual, pero también económico”, resume Roberto Cabezas, director de Career Services de la Universidad de Navarra (UNAV). “Te abre oportunidades tanto para responder a inquietudes intelectuales como para conseguir beneficios económicos”. En España, la importancia de aprender al menos un idioma ha calado.
Noticia
“Los jóvenes tienen mucho más poder del que creen”
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
La distancia entre la etapa formativa y el mundo laboral es, para muchos de los jóvenes que se enfrentan al reto de conseguir su primer trabajo, un abismo. La tasa de paro juvenil, que en España se sitúa en el 36%, se suma a un mercado laboral cada vez más competitivo. Se pide conocimiento técnico, pero también habilidades personales, como saber comunicar o trabajar en equipo, además de mentalidad digital y una actitud de constante aprendizaje. En este escenario, ¿cómo dar los primeros pasos hacia ese primer trabajo que parece inalcanzable? La experta en liderazgo y talento Pilar Jericó, autora del blog de EL PAÍS Laboratorio de felicidad, señala el autoconocimiento como herramienta de trabajo: "Las empresas buscan gente autónoma, con iniciativa y capacidad de ilusionarse. Y eso pasa por conocernos: conocer nuestros juicios de valor, que son los más terribles, y conocer también nuestras emociones para que no seas tú quien te limites a ti mismo".
Noticia
En grupo se aprende más (y mejor)
REVISTA DE PRENSA • 20/07/2018
En una de las aulas de la escuela de negocios EAE, cuatro alumnos se reúnen cada semana para debatir. Los cuatro trabajan y a la vez estudian un máster de marketing online, pero desde hace tres meses dedican las tardes de los viernes a avanzar en su proyecto final, del que depende que finalmente consigan su título. Deben diseñar la estrategia digital de una pequeña empresa que fabrica chocolate y deben hacerlo en equipo, por lo que cada pequeño paso que dan es objeto de un intenso debate: ¿creamos un ecommerce o vendemos solo en Amazon? ¿A qué le dedicamos más presupuesto? ¿Y qué ingresos vamos a conseguir? Nadie manda y todos tienen que ponerse de acuerdo en las decisiones que el equipo tome. “Lo más difícil es aprender a ceder”, admite Álvaro Insausti, uno de los miembros del grupo, tras seis meses trabajando con los mismos compañeros.