X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Acto inédito

Las reales academias exigen un Pacto de Estado por la educación "urgente"

Junta Rectora del Instituto de España / Foto: Marta Jara
Junta Rectora del Instituto de España / Foto: Marta Jara

Junta Rectora del Instituto de España / Foto: Marta Jara

REVISTA DE PRENSA • 10/02/2016

El Instituto de España -integrado por las nueve reales academias españolas- ha exigido, por primera vez, un Pacto de Estado para la Educación, "inaplazable" y "urgente", ante la "volatilidad" de la legislación en materia educativa durante los treinta años de la democracia en España.

"Las circunstancias del país nos obligan a reclamar este pacto", ha afirmado el presidente del Instituto de España, Joaquín Poch Broto, también presidente de la Real Academia de Medicina durante el acto de presentación de esta iniciativa. Le han acompañado los dirigentes de las reales academias de Jurisprudencia y Legislación, de la Lengua Española y de Historia, entre otros.


Medio siglo de reformas

"Llevamos casi medio siglo de reformas educativas, tanto en los niveles de Primaria y Secundaria como en los superiores, que desafortunadamente no han dado todos los resultados positivos que serían de esperar", ha subrayado Poch, para añadir que en lo que se refiere a la Universidad es "preocupante" la creciente burocratización de la docencia y de la actividad investigadora.

Si bien han aclarado que no persiguen ningún fin político, coinciden en este manifiesto en mostrar sus "decepción" y "sentimiento de fracaso" por los resultados del sistema educativo, pese a contar con los medios presupuestarios y materiales para ser "universal, gratuito y extendido por todo el territorio como en esta última etapa democrática".

A juicio del Instituto de España, ha fallado lo que "precisamente un Pacto de Estado hubiese asegurado": la estabilidad en los objetivos educativos "a salvo de las contingencias políticas e ideológicas marcadas por cada legislatura". "Las palabras deben ir seguidas de hechos", advierte. Estos académicos admiten que no todo hay que fiarlo a este "arduo" pacto y señalan que es "imprescindible" otro compromiso "no escrito" de la sociedad civil a través de la familia, que, según afirman, "desempeña un papel indiscutible" en la educación de los niños y jóvenes.


Educación para la ciudadanía

En su propuesta de consenso, los dirigentes apuntan que los primeros años de vida deben servir para la formación básica, no solo académica, sino también la orientada a asentar el "sentimiento de pertenencia responsable a una sociedad, necesitada de la participación solidaria de todos los ciudadanos". En este sentido, ven "inconcebible" que una de las prioridades del sistema educativo no sea la educación para la ciudadanía ,"o como se quiera denominar", que comprenda desde la antigua urbanidad hasta el estudio constitucional de los derechos y deberes como ciudadanos españoles y europeos.

También apuestan, entre otras propuestas, por el conocimiento de la lengua propia de cada comunidad autónoma, la común de toda España y al menos un idioma extranjero. La historia de España y del universo y la filosofía, "una de las grandes perdedoras del ir y venir educativo", completan esta propuesta de "currículo de Estado" de los académicos, que abarca tanto la cultura científica como humanística.


Corrupción y educación


"Todos los problemas que tenemos, como el de la corrupción, entre otros, se deben, en mi opinión, a que falla la educación, sobre todo la humanística (...) Los ilustrados pusieron la educación en el centro para que los ciudadanos sean ciudadanos y no súbditos de los gobernantes", ha afirmado la directora de la Real Academia de Historia, Carmen Iglesias.

Asimismo, Iglesias ha precisado que esta propuesta de pacto no va dirigida a ningún estamento, sino a la sociedad española en general, de la que "también forma parte la clase política". Según el presidente del Instituto de España, el pacto educativo "es posible", como lo ha sido en el ámbito sanitario, pues "nadie duda de que la sanidad en España es universal, gratuita y de calidad".

Poch ha indicado que este acuerdo tiene como ejes fundamentales la calidad de los contenidos, la calidad y selección del profesorado y la conciencia de que la educación comienza dentro de la familia. Además, ha subrayado que esto es "tan importante" como los recursos económicos que se puedan invertir en el sistema, que además "son absolutamente mejorables".

TEXTO DE LA DECLARACIÓN POR UN PACTO DE ESTADO PARA LA EDUCACIÓN


Europa Press - publicado por elmundo.es el 09/02/2016


Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
¿Por qué en España nadie quiere ser profesor?
REVISTA DE PRENSA • 12/06/2018
El informe «Effective Teacher Policies: Insights from PISA» presentado ayer en Madrid por el padre del Informe PISA, Andreas Schleicher, hace una sesuda evaluación de la situación del profesorado y de su importante papel en las escuelas con más desventaja socioeconómica. El informe concluyó que para mejorar los resultados académicos y conseguir un sistema más equitativo los profesores más brillantes deben destinarse a los colegios más desfavorecidos. Pero aparte de este análisis, el estudio entrevistó a alumnos de 15 años para saber qué querían ser de mayores. Solo un 4,2 por ciento dijo que quería ser profesor. Destacan, sobre todo, las chicas (5,8 frente a 2,7 de los chicos), de origen no inmigrante y cuyos padres tienen educación superior. En España, el 5,6 por ciento de los estudiantes quiere enseñar y en este porcentaje se incluyen los adolescentes que no sacan buenos resultados en PISA. Lo mismo sucede en resto de países de la OCDE.
Noticia
Ya sé hablar inglés, ¿qué otro idioma puedo aprender?
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
Quien busque trabajo o intente mejorar en su carrera se habrá dado cuenta de una cosa: hablar inglés ya no es un factor diferenciador. Dominar la que se ha convertido en la lengua franca ha dejado de ser un extra que añadir al currículum para convertirse en algo que se da por hecho. Así, por ejemplo, una de cada tres ofertas de trabajo exige un idioma extranjero y en el 92% de los casos ese idioma es el inglés, según un estudio reciente de Adecco. Frente a esta homogeneización, ¿cómo se puede despuntar? Conocer un segundo idioma extranjero tiene cada vez más peso a la hora de diferenciarse en el competitivo mercado laboral. “Hablar otro idioma es un beneficio cognitivo e intelectual, pero también económico”, resume Roberto Cabezas, director de Career Services de la Universidad de Navarra (UNAV). “Te abre oportunidades tanto para responder a inquietudes intelectuales como para conseguir beneficios económicos”. En España, la importancia de aprender al menos un idioma ha calado.
Noticia
“Los jóvenes tienen mucho más poder del que creen”
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
La distancia entre la etapa formativa y el mundo laboral es, para muchos de los jóvenes que se enfrentan al reto de conseguir su primer trabajo, un abismo. La tasa de paro juvenil, que en España se sitúa en el 36%, se suma a un mercado laboral cada vez más competitivo. Se pide conocimiento técnico, pero también habilidades personales, como saber comunicar o trabajar en equipo, además de mentalidad digital y una actitud de constante aprendizaje. En este escenario, ¿cómo dar los primeros pasos hacia ese primer trabajo que parece inalcanzable? La experta en liderazgo y talento Pilar Jericó, autora del blog de EL PAÍS Laboratorio de felicidad, señala el autoconocimiento como herramienta de trabajo: "Las empresas buscan gente autónoma, con iniciativa y capacidad de ilusionarse. Y eso pasa por conocernos: conocer nuestros juicios de valor, que son los más terribles, y conocer también nuestras emociones para que no seas tú quien te limites a ti mismo".
Noticia
En grupo se aprende más (y mejor)
REVISTA DE PRENSA • 20/07/2018
En una de las aulas de la escuela de negocios EAE, cuatro alumnos se reúnen cada semana para debatir. Los cuatro trabajan y a la vez estudian un máster de marketing online, pero desde hace tres meses dedican las tardes de los viernes a avanzar en su proyecto final, del que depende que finalmente consigan su título. Deben diseñar la estrategia digital de una pequeña empresa que fabrica chocolate y deben hacerlo en equipo, por lo que cada pequeño paso que dan es objeto de un intenso debate: ¿creamos un ecommerce o vendemos solo en Amazon? ¿A qué le dedicamos más presupuesto? ¿Y qué ingresos vamos a conseguir? Nadie manda y todos tienen que ponerse de acuerdo en las decisiones que el equipo tome. “Lo más difícil es aprender a ceder”, admite Álvaro Insausti, uno de los miembros del grupo, tras seis meses trabajando con los mismos compañeros.