X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ESCUELA DE PADRES

Palabras prohibidas en la comunicación con nuestros hijos (Parte 1ª)

OPINIÓN • 21/04/2016

Cuando no nos guste la conducta de nuestros hijos, sería importante revisar nuestro lenguaje.

El lenguaje crea pensamiento y el pensamiento crea un estado emocional y desde luego nuestras acciones van a ser diferentes si tenemos un estado emocional de motivación o si tenemos un estado emocional de frustración. Por tanto, del lenguaje que utilicemos con nuestros hijos va a depender en gran medida su conducta.

Cuando no nos guste la conducta de nuestros hijos, sería importante revisar nuestro lenguaje.

Según los niveles neurológicos de la PNL (Programación Neuro-Lingüística) nuestro lenguaje afecta a niveles diferentes según lo utilicemos.

Creencias versus conducta. Excusa versus causa

Las madres de nuestra generación somos muy dadas a realizar preguntas del tipo: ¿Por qué no has hecho los deberes?...  Y lo que viene detrás es la excusa de nuestro hijo, ya que siente un dedo acusador que le obliga a defenderse porque se siente atacado.

¿Por qué?... ¿Por qué?… Es que… Es que…

Sin embargo si le preguntamos: ¿Qué ha pasado para que no hicieras los deberes? Esto le inspira a pensar en un motivo, en una causa, no se siente atacado. No le incita a mentir y le ayudará a ser consciente de cuál es su verdadero obstáculo.

El “por qué” incide directamente en nuestro sistema de creencias, por eso nos sentimos atacados, sin embargo el “qué” incide directamente en nuestra conducta que sí podemos modificar más fácilmente.

Recuerda una situación en la que te han preguntado un por qué, ¿te sentiste incómoda? ¿juzgada? ¿atacada?

Prueba a cambiar la pregunta con tus hijos y observa los resultados, para ello es importante escuchar los motivos sin juzgar y tras la escucha una nueva pregunta: ¿cómo lo vas a solucionar? buscando la acción y la responsabilidad de tu hijo.

Prueba esta herramienta y si te sirve ¡quédatela!


María José Martín
Coach educativo
www.coachespana.com


Artículos de la misma autora:

.    ¿Creas o te quejas?

.    Construyendo puentes entre padres e hijos

.    Ponerse en los zapatos de los padres

.    Una metáfora del coaching



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS