X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Las Vacunas

Trabajo Intercurricular

OTRAS PUBLICACIONES • 15/06/2016


Por Paula Cabezas Torres
Alumna de 3º ESO del Colegio SAN LUIS GONZAGA, Majadahonda


1.- Resumen

Las vacunas han  producido un gran cambio en la forma de ver la medicina. Gracias a ellas, empezamos a preocuparnos por la prevención y no solo por el tratamiento de las enfermedades. Han salvado millones de vidas, y han llegado incluso  a erradicar  la viruela. Actualmente, constituyen  un elemento esencial en nuestra vida y salud, protegiéndonos contra las infecciones. Por desgracia, no todo el mundo tiene acceso a ellas.  De todos modos, todavía queda mucho por descubrir, y hoy en día se siguen realizando investigaciones con el fin de desarrollar nuevas vacunas para facilitarnos la vida y garantizar nuestra salud.


Palabras clave: vacunas – enfermedad – salud – medicina –vida

2.- Introducción

He elegido el tema de las vacunas para realizar este trabajo debido a  mi interés por la medicina. Considero que las vacunas son un descubrimiento que no sólo marcó una nueva etapa en la prevención de enfermedades, sino que además redujo la morbilidad y la mortalidad de una manera considerable. Mediante este trabajo he aprendido qué son exactamente las vacunas y algunos datos sobre ellas, y por supuesto, su funcionamiento. 


3.- Definición de vacuna

Una vacuna es un principio orgánico o un virus preparado de cierta forma,  que se inocula a una persona o a un animal para protegerlo frente a una enfermedad determinada. Es una preparación de antígenos, que es una sustancia que permite la formación de anticuerpos y que tiene la capacidad de generar una respuesta inmune dentro del organismo. Dicha respuesta de ataque permite el desarrollo de una memoria inmunológica que produce, por lo general, inmunidad permanente ante la enfermedad.



                                           Vacunación de una niña en África


4.- Cómo funcionan

Las vacunas básicamente estimulan el sistema inmunológico para que este pueda generar anticuerpos que actúen como defensa ante organismos infecciosos. Nuestro sistema inmunológico crea anticuerpos específicos siempre que entra en contacto con algún germen. Si entramos en contacto con el virus de la rubeola, por ejemplo, caemos enfermos sólo una vez, pues el cuerpo produce anticuerpos que impiden que el virus vuelva a infectarnos en el futuro.

Las vacunas hacen que el cuerpo genere anticuerpos sin necesidad de haber estado enfermo antes. Para comprender la acción de las vacunas, hay que conocer los fundamentos de la inmunidad del organismo humano. Comencemos por decir que existen compuestos químicos, llamados antígenos, que son proteínas heterólogas  las cuales se encuentran formando parte de la estructura de todos los microorganismos. Estos antígenos, tienen la particularidad de que su sola presencia dentro del organismo, estimula al aparato inmunitario de la persona infectada, para que produzca sustancias proteicas, llamadas anticuerpos. Estos son sintetizados por unas células sanguíneas, dentro del grupo de los glóbulos blancos, llamados linfocitos T, que a su vez integran la estructura del Sistema Inmunitario del organismo. La t proveniente de linfocitos T hace referencia al timo (1), un órgano linfático situado en el esternón, que se atrofia en la adolescencia a medida que va perdiendo su función.

5.- Cómo se fabrican las vacunas

Estos productos se fabrican en cinco  pasos:

1. Se genera un antígeno. Los virus se cultivan en células primarias (por ejemplo, la vacuna contra la influenza se cultiva en huevos de gallina) o en líneas de células continuas (por ejemplo, células humanas cultivadas para la vacuna de hepatitis B) y las bacterias se cultivan en biorreactores). A partir de ese cultivo se obtienen los antígenos que estimularán al sistema inmunitario para que genere anticuerpos. Hay varias formas de obtener estos antígenos: dando muerte al microorganismo, usando las proteínas que envuelven externamente a un microorganismo,  debilitando al agente infeccioso o usando complejos modelos de fabricación apoyados en ingeniería genética.



                                        Cultivo de virus en un laboratorio


2. Se aísla el antígeno de las células que se usaron para crearlo.

3. Se purifica el antígeno mediante distintos métodos de filtración y depuración como la ultrafiltración o la cromatografía.

4. Al antígeno se le añaden adyuvantes, estabilizadores y conservantes. Los adyuvantes incrementan la respuesta inmunológica del antígeno, los estabilizadores aumentan la duración de la vacuna y los conservantes permiten el uso de ampollas con varias dosis.

5. Se combinan todos los recipientes que forman la vacuna final y se mezclan. Posteriormente, la vacuna se coloca en paquetes de ampollas y jeringas para su distribución.


6.- Tipos de vacunas

Hay tres tipos de vacunas:

-Vacunas inactivadas: son aquellas que contienen un germen muerto o unas partes del germen.
Las vacunas con el germen muerto son las más seguras, no obstante, a veces una dosis no es suficiente para crear una protección prolongada. En algunos casos, la inmunidad desaparece al cabo de unos años con lo que es necesario aplicar una vacuna de refuerzo. Ejemplos de estas vacunas son: la del cólera, la polio,  la rabia, la hepatitis A, el tifus y la gripe.

Hay veces que no es necesario exponer al sistema inmunitario a toda la bacteria o virus para que este genere anticuerpos. En ocasiones, una proteína del germen es tan distinta de las nuestras que es suficiente para que nuestro cuerpo lo reconozca como antígeno extraño y genere anticuerpos eficientes contra el germen. Por ello, el germen puede ser cultivado en un laboratorio,  en el que se desechan las partes que no son imprescindibles para la vacunación. Las vacunas con subunidades de los gérmenes suelen tener entre 1-20 partes de los mismos. Ejemplos de este tipo son: la vacuna de la meningitis, el neumococo, la hepatitis B, VPH y la haemophilus influenzae.


                                                     Virus de la meningitis


-Vacunas vivas atenuadas: hay casos en los que no es posible inducir la fabricación de anticuerpos a no ser que el germen esté vivo, por lo que estos deben estar vivos, más atenuados, es decir, lo suficientemente débiles como para no causar ningún síntoma relevante al  paciente.

Las vacunas con gérmenes vivos son seguras en pacientes sanos, pero no deben ser aplicadas a personas con deficiencias en el sistema inmunológico, como trasplantados, pacientes con SIDA, pacientes bajo el uso de medicamentos inmunosupresores, o pacientes en quimioterapia ya que presentan un elevado riesgo de desarrollar la enfermedad si se aplican la vacuna. Tampoco se les pueden aplicar a las embarazadas puesto que podría infectarse el feto y causar problemas en la gestación.

Como este tipo de vacunas son las más eficaces a la hora de estimular al sistema inmunológico para que genere anticuerpos, puesto que son parecidas a una infección real, generan una inmunidad que dura muchos años, incluso toda la vida, y solo requieren una o dos dosis.Ejemplos de este tipo de vacunas son: la de la varicela, la rubeola, la viruela, las paperas, el sarampión o la fiebre amarilla.

-Vacunas toxoides: son hechas con toxinas modificadas incapaz de causar enfermedades. Se utilizan en los casos en los que son las toxinas de la bacteria y no la bacteria en sí las que causan la enfermedad, ya que basta con que los linfocitos fabriquen anticuerpos contra las toxinas. Estas vacunas suelen generar una inmunización débil y necesitan dosis de refuerzo al cabo de unos años. Ejemplos de este tipo de vacunas son las del tétanos y la difteria.
 

                                             Virus del tétanos


     6.1.- Inmunoglobulinas

Son un tipo de inmunización diferente de las vacunas. Las vacunas son llamadas de inmunización activa, pues inducen al sistema inmunológico para producir anticuerpos. Las inmunoglobulinas son llamadas de inmunización pasiva, pues ellas mismas son los anticuerpos.

Cuando es expuesto a un germen determinado, el sistema inmune puede tardar algunas semanas en  producir anticuerpos en cantidad adecuada para combatirlo. En algunos casos, la enfermedad es tan agresiva que no tenemos tiempo de esperar a la producción de estos anticuerpos. De ahí que surge la necesidad de que usemos las inmunoglobulinas,  un conjunto de anticuerpos previamente formados por otras personas o animales, creando un combate inmediato contra la infección. Las inmunoglobulinas causan una inmunización corta, suficiente apenas para tratar la infección. El paciente no queda inmunizado por tiempo prolongado, de tal manera que se vuelve necesaria la administración de una vacuna después del control de la enfermedad. La inmunoglobulina impedirá la infección actual mientras que la vacuna servirá para prevenirlo de futuras complicaciones. Algunos ejemplos de enfermedades que pueden ser tratadas con inmunoglobulinas son: la rabia, la difteria, la hepatitis B y el botulismo.


7.- Historia

El intento de la vacunación ha acompañado históricamente al hombre, quien ha intentado encontrar protección real contra las enfermedades infecciosas.

Los datos más antiguos que se conocen sobre la historia de la vacunación datan del siglo VII, cuando budistas indios ingerían veneno de serpiente con el fin de ser inmune a sus efectos.

En 1768, siendo aún estudiante de medicina, el inglés Edward Jenner (2) (mundialmente conocido como el padre de la vacunación), oyó que una campesina del condado de Berkeley en Escocia, planteaba que ella no podía padecer la viruela pues ya había sido afectada por la viruela del ganado vacuno. Después de graduarse, Jenner dedicó muchos años de investigación al estudio de la vacunación, y en 1796 inoculó a un niño la linfa de una pústula de viruela obtenida de una ordeñadora que había contraído la enfermedad. Posteriormente, para comprobar la eficacia de la vacunación, inoculó al mismo niño con virus de viruela humana, y  sorprendentemente, nunca enfermó.



                                         Primera vacunación contra la viruela


A finales del siglo XIX, se habían realizado importantes investigaciones en el campo de la microbiología y la inmunología, y un ejemplo de ello lo constituyen los descubrimientos del químico y biólogo francés Louis Pasteur, al descubrir en 1885 la vacuna antirrábica humana. En ese mismo año, el bacteriólogo español Jaime Ferrán, descubre una vacuna anticolérica, que es ensayada en la epidemia de Alicante con resultados satisfactorios.

Más adelante en 1887, Beumer y Peiper comienzan a realizar las primeras pruebas experimentales de una vacuna contra la fiebre tifoidea, y un año después Chantemasse y Vidal llevan a cabo estudios con igual vacuna, pero con la diferencia de que estaba compuesta de bacilos muertos, a diferencia de la anterior. Y a finales del siglo XIX nos encontramos con un periodo altamente creativo en el desarrollo de vacunas de microorganismos muertos frente al tifus, a la cólera y a la peste.

El siguiente paso en el desarrollo de las vacunas fue la inactivación química de toxinas. Así se consiguieron los primeros toxoides, tétanos y difteria. En 1909, la demostración de inmunidad de larga duración contra la difteria en cerdos inmunizados con toxoide, empujó la investigación sobre su aplicación en el ser humano.

Las investigaciones en este siglo se centran en un nuevo concepto: las vacunas terapéuticas. Uno de los principales retos es desarrollar una vacuna eficaz contra el SIDA (3), la epidemia más grave a la que nos enfrentamos en las últimas tres décadas. El progreso más novedoso de los últimos años es la concepción de la llamada "vacunología reversa". Clásicamente, para la elaboración de una vacuna, se procede al cultivo del microorganismo en el laboratorio y se estudian los componentes que pueden actuar con función defensiva. Es un proceso lento, que habitualmente puede tardar décadas en aportar resultados positivos. Además, el hecho de demostrar  eficacia en el laboratorio, no asegura buenos resultados dentro del organismo. En la vacunología reversa (4), las vacunas se elaboran a partir del ADN. El conocimiento de la secuencia genética permite explorar mayor número de sustancias defensivas del microorganismo, sin necesidad de recurrir al cultivo.

8.- Revolución médica

La aportación de las vacunaciones a la mejora de la salud y de la calidad de vida de la población es innegable. Desde el comienzo de su aplicación se han salvado millones de vidas, se han controlado muchas enfermedades infecciosas e incluso se ha conseguido erradicar la viruela (5),  una de las enfermedades epidémicas con mayor índice de mortalidad en el pasado.

La vacunación implica no sólo un beneficio para la salud del propio individuo al que se le aplica sino que favorece también a todas las personas de su entorno, impidiendo el contagio de enfermedades infecciosas a personas no vacunadas. Además, gracias a las vacunas se ahorra gran cantidad de dinero en los tratamientos de enfermedades infecciosas.

Pero el mayor cambio para la medicina, en relación a las vacunas, fue que se empezó a investigar en la prevención de enfermedades, en vez de centrarse en el tratamiento.

9.- Calendario de vacunación

El calendario de vacunación varía entre los países debido a que hay enfermedades endémicas en ciertas regiones del mundo, que no afectan a otras áreas cuya población, por tanto, no necesita vacunación contra esas enfermedades. Aquí en España hay algunas ligeras diferencias, generalmente en relación a los plazos de vacunación, determinadas por las consejerías de sanidad de las distintas comunidades autónomas.




10.- Conclusión

La introducción de la inmunización ha permitido beneficios incuestionables. Se ahorra en el coste de los tratamientos, se reduce la incidencia de muchas enfermedades infecciosas y lógicamente hay una reducción de la mortalidad. Es sin duda, la vacunación, uno de los mayores avances de la salud pública mundial.


Bibliografía


Definición. Recuperado el 12 de noviembre de 2015 de:
http://definicion.de/vacuna/#ixzz3rGjI18B5

Salud y síntomas. Recuperado el 1 de enero de 2016 de:
http://www.saludysintomas.com/2012/05/como-funcionan-las-vacunas.html 

La vacunación. Antecedentes históricos en el mundo. Recuperado el 1 de enero de 2016 de: 
http://bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol16_4_00/mgi12400.htm

Historia de las vacunas. Recuperado el 4 de enero de 2016 de:
http://www.abcuniversidades.com/Tema/83/Historia_de_las_vacunas.html

Proyecto Salutia. Recuperado el 4 de enero de 2016 de:
http://www.proyectosalutia.com/vacunas/  

Euskonews. Recuperado el 4 de enero de 2016 de:
http://www.euskonews.com/0550zbk/gaia55001es.html 

Vacúnalos por su bien. Recuperado el 4 de enero de 2016 de:
http://vacunalosporsubien.com/las-vacunas/cmo-se-hacen-las-vacunas 

¿Cómo se fabrican las vacunas? Recuperado el 4 de enero de 2016 de:
https://answers.yahoo.com/question/index?qid=20080727124100AAnUnJ1
 
Historia de las vacunas. Recuperado el 4 de enero de 2016 de:
http://www.historyofvaccines.org/es/content/c%C3%B3mo-se-producen-las-vacunas
  
Madrid.org. Recuperado el 5 de enero de 2016 de:
http://www.madrid.org/cs/Satellite?pagename=PortalSalud%2FPage%2FPTSA_pintarContenidoFinal&cid=1162295632752

Recuperado el 30 de enero de:
http://www.bing.com/images/search?q=vacunacion+africa&view=detailv2&&id=030B6CFB17B53D1EB5C3759277EB52950D752BC0&selectedIndex=60&ccid=X3srmrMR&simid=608034427868152701&thid=OIP.M5f7b2b9ab311ba46677437d2d9831f51o0&ajaxhist=0 (Ilustración 1)

Recuperado el 30 de enero de 2016 de:
http://www.bing.com/images/search?q=edward+jenner+viruela+&view=detailv2&&id=ABC2FE0BF70013A6BAB5D7340640D3FFF95AAD4D&selectedIndex=3&ccid=Rb5EuLun&simid=608055623526910464&thid=OIP.M45be44b8bba75f17887a4297157d54ecH0&ajaxhist=0 (ilustración 2)

Recuperado el 30 de enero de 2016 de:
http://www.bing.com/images/search?q=virus+de+la+meningitis&view=detailv2&&id=F796A79457AB132324203BE71D590402EBB6BAA9&selectedIndex=22&ccid=DbaclQ5S&simid=607996911332756522&thid=OIP.M0db69c950e52b51c6a41c516de90c20do0&ajaxhist=0 (ilustración 3)

Recuperado el 30 de enero de 2016 de:
http://www.bing.com/images/search?q=virus%20t%C3%A9tanos%20&qs=n&form=QBIR&pq=virus%20t%C3%A9tanos%20&sc=1-14&sp=-1&sk= (ilustración 4)

Recuperado el 30 de enero de 2016 de:
http://www.bing.com/images/search?q=edward+jenner+viruela+&view=detailv2&&id=ABC2FE0BF70013A6BAB5D7340640D3FFF95AAD4D&selectedIndex=3&ccid=Rb5EuLun&simid=608055623526910464&thid=OIP.M45be44b8bba75f17887a4297157d54ecH0&ajaxhist=0 (ilustración 5)


(1) Timo: función y enfermedades asociadas. http://leucocitos.org/timo/

(2) Edward Jenner y la vacunación contra la viruela http://www.rtve.es/noticias/20110708/edward-jenner-vacuna-viruela/446399.shtml

(3) ¿Por qué no existe una vacuna contra el SIDA?:
http://gtt-vih.org/actualizate/lo_mas_positivo/lmp48/por_que_no_existe_una_vacuna_contra_el_sida

(4) Vacunología reversa:
http://www.contralameningitis.org/comite-cientifico/vacunologia-reversa-como-conseguimos-hacer-las-nuevas-vacunas   

(5) Erradicación de la viruela: http://www.who.int/features/2010/smallpox/es/



bandera idioma

Abstract

Vaccines have produced a great change in the way of seeing medicine. Thanks to them, we started to worry about the prevention and not only about the treatment of diseases. They have saved millions of lives, and have even eradicated smallpox. Now, they constitute an essential element in our lives and health, protecting us from infections. Unfortunately, not everyone has access to them. However, there is still much to discover, and nowadays scientists keep researching with the aim of developing new vaccines to make our lives easier and guarantee our health.


Keywords: vaccines – disease – health – medicine - lives



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS