X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

El debate de los tiempos escolares

La 'guerra' de los deberes: padres contra padres por las tareas escolares

La Ceapa insta a no hacer las tareas mientras la Concapa dice que "jamás" admitirá "esta insumisión"

REVISTA DE PRENSA • 23/09/2016

La guerra por los deberes que, desde hace unos años, genera fricciones entre las familias y los centros educativos se ha intensificado durante este comienzo de curso poniendo a unos padres, los de la Ceapa, frente a otros, los de la Concapa. Los primeros instan a las familias a no hacer las tareas escolares. Los segundos censuran con contundencia esta postura. «Jamás admitiremos que se llame a la insumisión», advierte su presidente, Pedro Caballero.

Bajo la premisa de que hay que «recuperar el tiempo libre para los niños», la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa) anunció ayer en rueda de prensa que va a pedir a los profesores que no pongan deberes para los fines de semana de noviembre. Si los docentes no les hacen caso, llama a las familias a negarse a que sus hijos los hagan, aunque esto les baje la nota.

Para ello van a repartir entre las familias un documento que podrán entregar en el colegio en el que se dice que «mi hijo no lleva deberes por una decisión familiar», parecido al que ya han difundido cuando hay huelga. Se da la circunstancia de que, en 2012, la Ceapa llamó a no llevar a los hijos a clase contra la Lomce en la primera huelga educativa de la historia protagonizada por las familias.

José Luis Pazos, presidente de esta confederación que representa a 12.000 asociaciones de la escuela pública, asegura que «la percepción de las familias es que cada año hay más deberes y que cada vez se adelantan más». «Nos encontramos a niños de Infantil que salen de clase con deberes. Pedimos la desaparición de los deberes tal y como están planteados ahora. Lo escolar debe quedar resuelto en la escuela, la casa debe ser el espacio para hacer lo que al niño le motive», defiende.

Y esgrime un estudio que ha realizado la Ceapa tras consultar a 1.748 padres y 472 menores, la mayoría de la escuela pública, del que se desprende que el 40% de las familias opina que sus hijos tienen demasiados deberes y el 48% piensa que estas tareas afectan de forma negativa a su vida familiar.

Según esta encuesta, uno de cada cinco padres asegura que sus hijos hacen dos horas diarias de deberes. Esto, resaltó Pazos, «da una suma de 10 horas a la semana».

¿Tenemos muchos deberes?

Según los datos que maneja la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los alumnos españoles realizan 6,5 horas de ejercicios a la semana, frente al 4,9 que se dedica, de media, en otros países.España es el quinto país que más deberes pone, advierte este organismo, que considera que las tareas «son una carga para los alumnos con desventajas socieconómicas», ya que se encuentran con más dificultades a la hora de encontrar un lugar tranquilo, o tener tiempo para hacerlos, o recabar ayuda de sus padres. La OCDE concluye que en la escuela privada se hacen más deberes que en la pública.

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa), que representa a cerca de tres millones de familias de la escuela privada concertada, defiende que se pongan deberes «de forma proporcional», pero también opina que «los deberes son necesarios porque generan un hábito y afianzan lo aprendido en clase».

«Son imprescindibles en su orden y medida», opina Caballero, que censura la postura de la Ceapa. «Jamás admitiremos que se llame a la insumisión. Eso supone educar a los niños en que las normas no sirven para nada. Las normas hay que cumplirlas».

Aunque los deberes competen a los centros, las autonomías están empezando a debatir sobre ellos a instancias de los padres. Ayer, la Asamblea de Madrid aprobó una propuesta de Ciudadanos en la que se pide limitar las tareas en Primaria.

¿Qué dicen los profesores?

Los profesores se muestran abiertos a hablarlo. «Hay una cierta preocupación por el hecho de que en los indicadores internacionales salga que en España se hacen más horas de deberes que la media y que no haya correlación entre el trabajo en casa y los resultados académicos. Es necesario abrir un debate», expresa Francisco García, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO.

Constata lo que varios profesores han denunciado ya: «Es posible que la Lomce, en la medida en que es una ley con currículos más cargados y pesados, esté generando una mayor carga de trabajo para casa». Aunque la ley no regula los horarios, hay centros de distintas autonomías que han reducido la duración de las clases de 60 a 45 minutos. Los críos tienen que hacer lo mismo en menos tiempo, algo que puede haber incrementado la carga de las tareas.

¿Pero hacen bien los padres en quejarse? «Lo de la insumisión no es el camino. No se debe desautorizar a los profesores delante de los hijos», responde Ricardo Moreno Castillo, catedrático de Matemáticas y autor de La conjura de los ignorantes. En su opinión, negarse a hacer los deberes «no debe ser una opción». Pero añade, eso sí, que «los deberes deben ser menos y más útiles». «Algo está funcionando mal. Los deberes hacen falta, pero ahora son excesivos. Eso de construir con tus manos un volcán y de hacer trabajos durante toda la tarde no sirve de nada».


Autora: Olga R. Sanmartín, publicado en elmundo.es el 23/09/2016



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
¿Por qué en España nadie quiere ser profesor?
REVISTA DE PRENSA • 12/06/2018
El informe «Effective Teacher Policies: Insights from PISA» presentado ayer en Madrid por el padre del Informe PISA, Andreas Schleicher, hace una sesuda evaluación de la situación del profesorado y de su importante papel en las escuelas con más desventaja socioeconómica. El informe concluyó que para mejorar los resultados académicos y conseguir un sistema más equitativo los profesores más brillantes deben destinarse a los colegios más desfavorecidos. Pero aparte de este análisis, el estudio entrevistó a alumnos de 15 años para saber qué querían ser de mayores. Solo un 4,2 por ciento dijo que quería ser profesor. Destacan, sobre todo, las chicas (5,8 frente a 2,7 de los chicos), de origen no inmigrante y cuyos padres tienen educación superior. En España, el 5,6 por ciento de los estudiantes quiere enseñar y en este porcentaje se incluyen los adolescentes que no sacan buenos resultados en PISA. Lo mismo sucede en resto de países de la OCDE.
Noticia
Ya sé hablar inglés, ¿qué otro idioma puedo aprender?
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
Quien busque trabajo o intente mejorar en su carrera se habrá dado cuenta de una cosa: hablar inglés ya no es un factor diferenciador. Dominar la que se ha convertido en la lengua franca ha dejado de ser un extra que añadir al currículum para convertirse en algo que se da por hecho. Así, por ejemplo, una de cada tres ofertas de trabajo exige un idioma extranjero y en el 92% de los casos ese idioma es el inglés, según un estudio reciente de Adecco. Frente a esta homogeneización, ¿cómo se puede despuntar? Conocer un segundo idioma extranjero tiene cada vez más peso a la hora de diferenciarse en el competitivo mercado laboral. “Hablar otro idioma es un beneficio cognitivo e intelectual, pero también económico”, resume Roberto Cabezas, director de Career Services de la Universidad de Navarra (UNAV). “Te abre oportunidades tanto para responder a inquietudes intelectuales como para conseguir beneficios económicos”. En España, la importancia de aprender al menos un idioma ha calado.
Noticia
“Los jóvenes tienen mucho más poder del que creen”
REVISTA DE PRENSA • 13/07/2018
La distancia entre la etapa formativa y el mundo laboral es, para muchos de los jóvenes que se enfrentan al reto de conseguir su primer trabajo, un abismo. La tasa de paro juvenil, que en España se sitúa en el 36%, se suma a un mercado laboral cada vez más competitivo. Se pide conocimiento técnico, pero también habilidades personales, como saber comunicar o trabajar en equipo, además de mentalidad digital y una actitud de constante aprendizaje. En este escenario, ¿cómo dar los primeros pasos hacia ese primer trabajo que parece inalcanzable? La experta en liderazgo y talento Pilar Jericó, autora del blog de EL PAÍS Laboratorio de felicidad, señala el autoconocimiento como herramienta de trabajo: "Las empresas buscan gente autónoma, con iniciativa y capacidad de ilusionarse. Y eso pasa por conocernos: conocer nuestros juicios de valor, que son los más terribles, y conocer también nuestras emociones para que no seas tú quien te limites a ti mismo".