X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El apoyo del profesorado y la familia, fundamentales para el bienestar y el rendimiento del alumnado

EDUCACIÓN • 24/05/2017

Si las escuelas son algo más que lugares donde se adquieren competencias académicas, entonces tiene mucho sentido preguntarse por la felicidad de aquellos a quienes supuestamente sirven, los estudiantes. Este es el sentido del tercer volumen del Programme for International Student Assessment, más conocido como PISA, que se ha presentado hace unos días. En esta ocasión, el Student's Well-Being auspiciado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) evalúa las percepciones de 540.000 alumnos y alumnas de unos 15 años pertenecientes a 72 países en tres aspectos: la satisfacción del alumnado, sus relaciones personales y su tiempo de ocio.
 
Por lo que se refiere al bienestar, la mayoría de los encuestados pertenecientes a países de la OCDE se muestra relativamente feliz con sus vidas, pues se obtiene un 7,3 en una escala sobre diez. Ahora bien, un 59% señala que a menudo se preocupa por la dificultad que puede comportar un examen (test), porcentaje que se sitúa en el 55% entre quienes se muestran "muy ansiosos" a pesar de haber preparado bien la prueba. También se observa que en las mujeres existe una mayor relación entre ansiedad y tareas escolares (schoolwork) que los hombres, y está demostrado que existe una correlación negativa entre esta ansiedad y el rendimiento (performance).
 
Ahora bien, el informe menciona algunos datos curiosos, como que algunos estudiantes pertenecientes a países que sacan buenas notas en matemáticas y ciencias suelen tener un nivel de satisfacción algo menor que el resto. Las excepciones recaerían en Finlandia, Países Bajos y Suiza, quienes mantienen un notable equilibrio entre buenos resultados y felicidad. Tampoco existe una alta correlación entre insatisfacción y elevadas horas de estudio, como algunos podrían pensar que sucede en países del este asiático.


Sentirse apoyados, fundamental
 
El estudio revela que la ansiedad que sufren muchos estudiantes ante las tareas y pruebas escolares no depende tanto del número de horas de clase ni de la frecuencia de los exámenes como del apoyo que sienten por parte del profesorado, la familia y el centro educativo en general. "Juntos pueden ayudar a las personas a desarrollar un sentido de control sobre su futuro y la resiliencia necesaria para alcanzar el éxito en la vida", ha indicado la responsable del Staff de la OCDE, Gabriela Ramos.
 
Así, los estudiantes de las escuelas cuya satisfacción se situó por encima de la media nacional aseguraron contar con un elevado nivel de apoyo por parte del profesorado. Y quienes se sienten que forman parte del centro educativo suelen contar con una mayor motivación y obtener un mejor rendimiento académico. Es por ello que los autores del informe aconsejan a las administraciones que no valoren únicamente al profesorado por el número de horas de docencia, les animen a intercambiar información entre ellos y les formen en métodos básicos de "observación, escucha y comunicación intercultural", de tal manera que puedan tener en cuenta las necesidades individuales de los aprendices.
 
La familia también juega un papel fundamental en el bienestar de los estudiantes. Aquellos cuyos progenitores indicaron que pasan tiempo hablando con sus hijos, que comen juntos alrededor de la mesa o que debaten con ellos cómo van las cosas en la escuela tienden a conseguir entre un 22% y un 39% más de satisfacción. Y el impacto académico también resulta significativo, apuntan desde la OCDE: el alumnado que pasa tiempo conversando con su familia va avanzado en el aprendizaje de las ciencias en aproximadamente dos tercios del curso.


Buenas relaciones versus bullying
 
El acoso escolar constituye otro tema que afecta al bienestar del alumnado. Cerca del 4% de los encuestados pertenecientes a los países de la OCDE apuntaron que son golpeados o empujados una vez a la semana o algunas veces al mes, aunque el porcentaje varía entre el 1% y el 9,5% en función de los países. En el caso español, el porcentaje se sitúa en el 2,8%.
 
Una vez más, se comprueba que el acoso repercute en el rendimiento académico, pues los estudiantes que se forman en centros donde el bullying es frecuente, puntúan 47 puntos más bajos en ciencias que quienes lo hacen en espacios donde estos casos ocurren con menos frecuencia.  Al mismo tiempo, los casos de bullying descienden allí donde los estudiantes mantienen buenas relaciones con los docentes. Desde la OCDE se anima a los países participantes a poner en marcha programas eficaces que realicen una "aproximación a toda la escuela" (whole-of-school approach) que incluya la formación del profesorado sobre cómo manejar el acoso escolar, la realización de encuestas anónimas y estrategias para informar a padres y madres y suscitar su compromiso.


Actividad física y tiempo online
 
En cuanto a las actividades de ocio y tiempo libre, Student's Well-Being revela, entre otros muchos datos, que un 6,6% de los estudiantes de la OCDE no realiza ningún tipo de actividad física moderada o enérgica fuera de la escuela, y el porcentaje sube casi dos puntos en el caso de las chicas. El informe aconseja realizar algún tipo de actividad física, pues los más inactivos cuentan con más probabilidades de saltarse la escuela, sentirse fuera de lugar, ansiosos ante las tareas escolares o padecer bullying.
 
La investigación también apunta que los encuestados pasan más de dos horas al día y más de tres horas durante el fin de semana realizando actividades online. Y apuntan una tendencia al alza, pues entre 2012 y 2015, el tiempo invertido en el mundo virtual aumentó 40 minutos diarios, tanto entre semana como el fin de semana. En España, un 21,7% de los encuestados se conecta a Internet fuera de la escuela durante más de seis horas al día. Y el porcentaje asciende al 35,3% los fines de semana.


Autor: Redacción de Educaweb, el 10/05/07.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS