X
Uso de Cookies
EIS Digital utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegabilidad de nuestra página, su acceso y la personalización de nuestros contenidos. Si continúa accediendo a nuestra página, entendemos que nos otorga su consentimiento expreso para su uso. Puede obtener más información sobre las mismas y su configuración en nuestra Política de Cookies.

Cinco carreras de relaciones internacionales se cuelan entre las 10 notas de corte más altas en Madrid

Se trata de dobles titulaciones que combinan estos estudios con el Derecho, la Economía o el Periodismo

REVISTA DE PRENSA • 28/08/2017

La carrera de Medicina, algunas ingenierías y titulaciones dobles de ciencias como Física y Matemáticas registran año tras año las más altas notas de corte (la calificación mínima necesaria para acceder a ellas). Sin embargo, en un mundo cada vez más global y más convulso, los estudios sobre relaciones internacionales han entrado con fuerza en ese listado: son cinco de las 10 titulaciones con mayor nota de acceso en las universidades públicas madrileñas para el curso 2017-2018, según los datos provisionales publicados por el Gobierno regional.

La nota de corte de una carrera es la calificación del alumno que ha conseguido entrar con la puntuación más baja, y sirve de guía para que el resto de estudiantes, al año siguiente, se hagan a la idea de qué van a necesitar para acceder a ese título. Se trata del más puro ejemplo del juego de equilibrio entre oferta (cuantas menos plazas, más difícil) y demanda (cuantos más alumnos soliciten su entrada, también más complicado) en el que, en caso de disputa, gana la mejor nota.

Aunque hay alguna excepción como Medicina en la Autónoma de Madrid (que ofrece 240 plazas cada año), las carreras en las que los universitarios madrileños tienen más difícil entrar suelen ser desde hace años dobles titulaciones con un número más o menos reducido de puestos libres, entre 15 y 40. Exactamente han sido 25 en el caso de Física y Matemáticas e Ingeniería Informática y Matemáticas, ambas en la Complutense, las dos carreras que en este último proceso de matriculación (y a la espera del cierre definitivo a la vuelta del verano) han registrado la nota de corte más alta; 13,667 y 13,264, respectivamente (desde la última reforma de la Selectividad, la nota de acceso de los alumnos ya no es de cero a 10, sino a 14, porque se pueden sumar hasta cuatro puntos extra haciendo varios exámenes voluntarios).

Lo que no es tan habitual es que esta vez se han colado entre las 10 primeras nada menos que cinco títulos de la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas que, además, tienen mucho en común: Estudios Internacionales y Derecho (13,25), Estudios Internacionales y Administración de Empresas (13,186) y Estudios Internacionales y Economía en la Carlos III (que ocupan el tercero, cuarto y séptimo puesto de la lista); Derecho y Relaciones Internacionales (13,032) y Relaciones Internacionales y Periodismo (12,923) en la Rey Juan Carlos (sexto y décimo). Completan la lista de las 10 carreras de más difícil acceso este año en Madrid Medicina en la Autónoma (13,11, quinto puesto); Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto y en Ingeniería Mecánica en la Politécnica (12,950, octavo) e Ingeniería Informática y Matemáticas en la Autónoma (12,926, noveno).  


Realidades complejas

El auge de los estudios internacionales es una tendencia que no se percibe en otras comunidades, para empezar, porque es una oferta muy reciente y se concentra principalmente en Madrid, lo que, a su vez, aumenta su competitividad. En Cataluña, por ejemplo, sí hay una titulación equiparable entre las más disputadas: Estudios Globales en la Pompeu Fabra de Barcelona. Uno de sus responsables, el profesor Pablo Pareja, explica por teléfono que hay varias razones al éxito de estas carreras. "Había claramente una demanda que no estaba satisfecha y que ahora se está satisfaciendo de golpe", señala.

El profesor habla, por un lado, de un gran interés desde hace tiempo por los asuntos globales en un mundo cada vez más interconectado y más convulso, acrecentado por las amenazas terroristas, los problemas de la UE o la desasosegante política del presidente de EE UU, Donald Trump. "Muchos alumnos expresan desde el primer día su voluntad de entender algo que les supera, que les resulta muy complejo", explica. Por otro lado, también menciona las numerosas salidas que pueden tener estos estudios en los campos de la diplomacia, las ONG o las instituciones internacionales. A ello, las páginas webs de la Carlos III y la Rey Juan Carlos añaden otras opciones laborales como la estrategia corporativa de multinacionales, partidos políticos, think tanks, centros de investigación o consultorías.

La presentación de la carrera de Estudios Internacionales y Derecho de la Carlos III explica, asimismo, qué van a aprender sus alumnos, además de la parte jurídica, entre otros: el funcionamiento de la economía mundial, las posibilidades de la gobernanza global, la economía política de la pobreza y las desigualdades, el sostenimiento del Estado de bienestar, la gestión de los nacionalismos, las causas y las consecuencias de los flujos migratorios, el terrorismo internacional, el envejecimiento de la población en los países más ricos, la explotación de recursos naturales o las consecuencias económicas y políticas del cambio climático.    


Las más difíciles y las más fáciles

Por lo alto. Matemáticas y Física en la Complutense ha tenido este año la nota de corte más alta de la Comunidad de Madrid (13,667). Le siguen Ingeniería Informática y Matemáticas en la Complutense (13,264); Estudios Internacionales y Derecho (13,25) y Estudios Internacionales y Administración de Empresas (13,186) en la Carlos III; Medicina en la Autónoma (13,11); Derecho y Relaciones Internacionales en la Rey Juan Carlos (13,032); Estudios Internacionales y Economía en la Carlos III (12,999); Ingeniería en Diseño Industrial y Desarrollo del Producto y en Ingeniería Mecánica en la Politécnica (12,950); Ingeniería Informática y Matemáticas en la Autónoma (12,926); Relaciones Internacionales y Periodismo en la Rey Juan Carlos (12,923).

Por lo bajo. En el 25% de las titulaciones que han ofrecido este año las universidades públicas madrileñas (y sus centros adscritos) se ha podido acceder sin ningún problema, es decir, que bastaba con haber aprobado con un cinco raspado. Son 145 carreras (sobre todo de la Complutense y la Rey Juan Carlos) entre las que destacan los estudios de Derecho, Administración y Dirección y Magisterio.


Autor: J. A. Aunión, publicado en elpais.com el 22/08/2017.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS
Noticia
“Los que entienden matemáticas controlan el mundo”
REVISTA DE PRENSA • 12/04/2018
Un bocadillo de tebeo en la camiseta de Marcus du Sautoy (Londres, 1965) lee “Yo no sé nada”. No es cierto: Du Sautoy ocupa una cátedra de matemáticas en la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la cátedra Simonyi para el Entendimiento Público de la Ciencia, un puesto del que relevó al etólogo Richard Dawkins en 2008. El matemático, escritor y divulgador científico está en Madrid para presentar su nuevo libro Lo que no podemos saber, publicado en castellano por la editorial Acantilado. a camiseta no es una casualidad. Aunque el bocadillo sale de la boca del personaje ficticio Jon Nieve, de Juego de Tronos, Du Sautoy lo ha elegido para llamar la atención a su propia ignorancia. A pesar de sus inmensos conocimientos, este es un científico al que no le da miedo admitir, y afrontar, lo desconocido.
Noticia
Margaret Boden: "La inteligencia artificial, como el hacha, se puede usar para el bien o para el mal"
REVISTA DE PRENSA • 09/05/2018
Margaret Boden (Maggie para los amigos) ha visto de todo desde 1936. Nació en el Londres de los bombardeos y de Alan Turing, se abrió paso en el masculino mundo de la ciencia y se descolgó en 1977 con Inteligencia Artificial y Hombre Natural, uno de los libros pioneros en un campo que ha contribuido a ensanchar gracias a su 'sabiduría' adquirida en los mundos de la medicina, de la filosofía, de la psicología y de las ciencias cognitivas. A sus 82 años, Boden sigue activa desde su mirador en la Universidad de Sussex, fiel a su condición de insaciable "mariposa intelectual". Nos recibe con vestido floreado en su casa de Brighton, que pronto sentimos como nuestra. Y nos invita a hacer un recorrido por las estanterías donde alternan libros y pequeños frascos de vidrio que se estiran hasta tiempos de los romanos.