X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TSJM admite a trámite la demanda de CICAE contra las instrucciones que Educación dicta sobre la regulación de los cobros de cuotas en los colegios concertados

A juicio de esta asociación, estas instrucciones no garantizan el principio de gratuidad establecido por la ley para las enseñanzas obligatorias

EDUCACIÓN • 08/05/2015

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha admitido a trámite la demanda que presentó la asociación de colegios privados CICAE el pasado mes de septiembre contra las instrucciones que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid dicta a los colegios concertados para el cobro de actividades complementarias y cuotas de servicios escolares.

La vigencia real de los principios de gratuidad de la enseñanza obligatoria concertada y de voluntariedad, así como el carácter no lucrativo en el cobro de las cuotas a las familias proclamados por la LODE (Ley Orgánica de Derecho a la Educación) dependen, en la práctica, de que se cumpla el sistema de control establecido por ley.

Por este motivo, la asociación de colegios privados e independientes solicita a los tribunales de justicia que la administración establezca los mecanismos de control y supervisión necesarios, como marca la ley, de las cuotas que los colegios concertados cobran a las familias.

“Si los controles desaparecen o se reducen, la enseñanza concertada, supuestamente gratuita, corre el peligro de convertirse en un negocio subvencionado con fondos públicos, ya que con enorme facilidad las cuotas cobradas por actividades complementarias, que en algunos casos son abusivas, terminarán utilizándose para financiar a sus promotores”, sostiene Elena Cid, gerente de CICAE.  Y añade que “esta permisividad supone el establecimiento de una competencia absolutamente desleal con los centros realmente privados y pone en claro riesgo su viabilidad”.
"Esta permisibilidad -la falta de mecanismos de control y supervisión- supone el establecimiento de una competencia absolutamente desleal con los centros realmente privados"

El fin de esta denuncia, formalizada a través del prestigioso bufete internacional de abogados DLA PIPER, es que se cumpla la ley estrictamente. “La administración tiene la obligación de garantizar que las familias reciban toda la información sobre las cuotas que pueden solicitar estos colegios y sobre el carácter voluntario de su eventual participación en actividades escolares complementarias. Asimismo, deben asegurarse de que el no pagar las mismas no pueda suponer ninguna discriminación del alumnado o de sus familias”, señala Enrique Maestú, vicepresidente de CICAE. “Deben conocer su derecho a tener una enseñanza totalmente gratuita en las enseñanzas obligatorias en los colegios subvencionados”, añade Maestú.

No es CICAE la primera institución que denuncia esta práctica de cobros indebidos. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentó ya en 2012 un estudio que muestra que el 91% de las escuelas concertadas “obliga” al pago de cuotas y que la mayoría de estos colegios no informa del su carácter opcional.

CICAE lleva varios años denunciando la creación de un nuevo modelo de gestión privada de la enseñanza pública en la Comunidad de Madrid, que dista mucho de ser transparente. “Es evidente que este modelo debe ser revisado y sujeto a un control público real, a no ser que se pretenda instaurar el copago en la educación sostenida con fondos públicos, impedir a las familias con menos recursos económicos poder acceder a ella y eliminar la iniciativa completamente privada”, apostilla Gabriel Castellano, presidente de esta asociación.


Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS