X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dirigentes del mundo se unen a la UNESCO contra la violencia y el extremismo en el 70º aniversario de la Organización

El presidente francés François Hollande defiende la unidad de las culturas como arma contra el fanatismo en el Foro de Dirigentes

 Irina Bokova, directora general de la UNESCO / Foto: UNESCO - Autor: N. Houguenade
Irina Bokova, directora general de la UNESCO / Foto: UNESCO - Autor: N. Houguenade

Irina Bokova, directora general de la UNESCO / Foto: UNESCO - Autor: N. Houguenade

EDUCACIÓN • 17/11/2015

Líderes de todo el mundo se congregaron ayer en la sede parisina de la UNESCO para denunciar el terrorismo y expresar su determinación de continuar trabajando con la Organización para promover el diálogo, la educación y la salvaguardia del patrimonio cultural en su diversidad. Los dirigentes, que se encontraban en París con motivo del 70º aniversario de la UNESCO, participaron en un acto marcado por el luto por las víctimas de los ataques terroristas que el 13 de noviembre estremecieron la capital francesa.

El Foro de Dirigentes se inscribe en la 38ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, órgano de gobierno formado por los representantes de todos los Estados Miembros de la Organización, que se prolongará hasta el 18 de noviembre.

La Directora General, Irina Bokova, reiteró la solidaridad de la UNESCO con Francia y con las víctimas del terror, al presentar un programa nocturno que incluyó una actuación de la Orquesta Mundial para la Paz, cuyo elenco forma parte de los Artistas de la UNESCO para la Paz.

“París encarna lo que los extremistas odian y temen por encima de todo: una ciudad de luces, una ciudad libre en un país, Francia, que cultiva una pasión por el debate y el pensamiento. Los extremistas tienen miedo de la cultura. Tienen miedo de la historia, de la diversidad cultural y de la libertad que representa: libertad de vivir y pensar. Por eso han destruido Palmira, Mosul y Hatra. Por eso atacan a periodistas, a miembros de comunidades religiosas y a la capacidad humana de convivir”.

La Directora General rindió tributo a los artistas de la Orquesta para la Paz, dirigida por Charles Kaye, que no dudaron en viajar a París para actuar: “Cada uno de ustedes insistió en venir aquí esta noche, a esta ciudad de luz, de música, de vida. Esta noche permanecemos juntos para homenajear a las víctimas de estos ataques y expresar nuestra simpatía, nuestra solidaridad, nuestro apoyo a sus amigos y familiares, al pueblo de Francia y a hombres y mujeres de todo el mundo”.



Tras la actuación musical se proyectó en las fachadas exteriores de la UNESCO un espectáculo de luces diseñado para reafirmar en París y en el mundo que la UNESCO permanece fiel al mandato de su Constitución, adoptada hace setenta años: construir la paz en las mentes de los hombres y las mujeres, un lema que hoy es más relevante que nunca.

El presidente de la Conferencia General de la UNESCO, Stanley MutumbaSimataa, declaró en el Foro de Dirigentes que “a pesar de los trágicos eventos del pasado viernes, hoy estamos aquí, como naciones bajo la bandera de la UNESCO, en nuestro 70º aniversario, para proclamar al mundo que el espíritu humano nunca debe suprimirse y que el anhelo de paz, tolerancia y mutua coexistencia de la humanidad debe resucitar”.

En el Foro de dirigentes intervinieron los presidentes de Bulgaria, Camerún, ex República Yugoslava de Macedonia y el jefe de Estado interino de Libia, que destacaron el papel clave de la UNESCO en la lucha contra el extremismo.

El presidente de Bulgaria, Rosen Plevneliev, declaró que “la ideología del terrorismo no puede combatirse con las armas” y añadió que “solo puede ser vencida con mejores ideas, educación y sociedades tolerantes. […] Solo ganaremos esta batalla si permanecemos unidos contra esta amenaza global”.

“La guerra contra el terrorismo concierne a cada nación que considera el respeto por la persona humana y la vida entre sus valores esenciales. Cada nación tiene que hacer su contribución”, declaró el presidente de Camerún, Paul Biya, que proclamó el apoyo de su país “al ideal humanístico de la UNESCO, cuyo objetivo último es promover el desarrollo humano y la armonía entre las personas”.

El presidente interino de Libia, Agila SalehEssaGwaider, habló del sufrimiento que provocan entre los habitantes de su país las bandas de terroristas y destacó “la importancia que Libia otorga a la diversidad cultural, el diálogo interreligioso y la cultura de paz”. El presidente insistió en el liderazgo de la UNESCO a la hora de abordar los problemas a los que el mundo se enfrenta hoy y solicitó a la Organización un mayor apoyo en este sentido.

Por su parte, la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaitė, se refirióal  aumento del terrorismo y la inestabilidad y destacó que “el radicalismo y el odioflorecenallídondefalla la educación”. La jefa de Estado hizovotospor un aumento de losesfuerzosinternacionales para promover la paz, los derechos humanos y la democracia: “La pazduradera, el desarrollosostenible y la erradicación de la  pobrezadependentodas del acceso a la educación”, recalcó.

Gjorge Ivanov, presidente de la ex República Yugoslava de Macedonia, declaró que “este foro representa hoy una respuesta frente al terrorismo y los enemigos de la diversidad. No debemos permitir que el terrorismo venza la paz, la libertad y la justicia”, instando a la Organización para que “ayude a restaurar el orden global y a reemplazar el monólogo con el diálogo, especialmente intercultural e interreligioso”.

Hollande defiende la unidad de las culturas como arma contra el fanatismo

En su primera intervención ante la comunidad internacional desde los atentados mortales del 13 de noviembre, el presidente francés, François Hollande, recalcó en la tarde del 17 de noviembre en la UNESCO su apego a “la libertad, la creación y el diálogo de culturas”.

Hollande intervino ante el Foro de Dirigentes de la UNESCO, que los días 16 y 17 de noviembre reunió a jefes de Estado y de gobierno y ministros del mundo entero al margen de la 38ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, presidida por Stanley Mutumba Simataa.

Organizado con motivo del 70º aniversario de la Organización, el Foro de Dirigentes está dedicado a las víctimas de los ataques terroristas que estremecieron la capital francesa. En la sesión de esta tarde intervinieron también la presidenta de la República de Malta, Marie-Louise Colero Preca y el presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev.

François Hollande, que estaba acompañado por el ministro de Economía y Finanzas, Michel Sapin, y la ministra de Cultura, Fleur Pellerin y de la Secretaria de Estado encargada de Desarrollo y Francofonía, Annick Girardin, subrayó: “Quería estar presente en esta Conferencia General porque ustedes simbolizan la unidad de las culturas del mundo. […] Y qué mejor lugar para afirmar esta exigencia de resistir que la Sede de la UNESCO, una institución nacida de la utopía de reunir la humanidad mediante la ciencia, la educación y la cultura y que halló en París la ciudad para acogerla”.

Recibido por la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, el presidente francés celebró el papel crucial que desempeña la UNESCO en materia de protección de patrimonio y diversidad cultural. “Sí, la UNESCO es la conciencia moral de la humanidad. En su razón de ser fundacional figura la promoción de la fecunda diversidad de las culturas; una diversidad basada en la idea de que la cultura une a los hombres con su historia y su territorio; una diversidad encarnada en el reconocimiento de la igual dignidad de las culturas, en que cada pueblo tiene un mensaje singular que transmitir al mundo; una diversidad que rechaza la uniformización y promueve la pluralidad de opiniones y creencias; una diversidad que hace de la educación el impulso de la emancipación universal”.

El presidente francés subrayó la importancia de la Convención de la UNESCO sobre la diversidad de las expresiones culturales y detalló un plan de acción que Francia pondrá en marcha en respuesta a las destrucciones del patrimonio cultural en Iraq y Siria.

El presidente estadounidense, Barack Obama, en un mensaje leído por Crystal Nix-Hines, Embajadora Delegada permanente de Estados Unidos en la UNESCO, rindió también homenaje a las víctimas de los atentados y expresó su solidaridad con el pueblo francés, agradeciendo a la UNESCO “su compromiso indefectible por la paz y la tolerancia en el mundo”. El presidente Obama alentó a la Organización a continuar trabajando por la educación a la ciudadanía mundial y subrayó su determinación de luchar contra el extremismo violento, que se tradujo por la organización de una Cumbre Mundial sobre este particular en la reciente reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Marie-Louise Coleiro Preca, presidenta de la República de Malta, insistió por su parte en el papel clave de la cultura para responder a los actos de odio que acaban de cometerse. También subrayó la pertinencia del mandato de la Organización 70 años después de su creación. “La UNESCO continúa desempeñando un papel crítico al facilitar la creación de redes de solidaridad entre las comunidades en los niveles nacional, regional o internacional ofreciendo una comprensión de los desafíos a los que hace frente la humanidad”, declaró.

Por último, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, invitó a la comunidad internacional a reforzar su apoyo a la Organización: “Deberían invertirse más recursos en la cultura de paz. La UNESCO dispone de un mandato adaptado, de una verdadera experiencia y de bazas como la educación, la cultura, el deporte, la comunicación y la ciencia para actuar como uno de los medios más eficaces y rápidos para actuar y prevenir conflictos y guerras.


Sobre la proyección “Mosaico del cambio”: http://mosaicofchange.org/



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS