X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las familias valencianas con hijos en la concertada no podrán ser obligadas a hacer donaciones a fundaciones educativas

Según el consejero de Educación de esa Comunidad autónoma, "los centros sostenidos con el dinero de todas y todos deben garantizar la gratuidad de los servicios educativos en todos los casos, sin excepciones"

EDUCACIÓN • 18/11/2015

Mañana jueves 19 de noviembre la Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana propondrá en la Mesa Sectorial una nueva propuesta de admisión de alumnado para el curso 2016-2017 "que favorezca la igualdad de condiciones de las familias valencianas a la hora de elegir centro educativo para la matriculación de sus hijos e hijas". La propuesta recoge asimismo la prohibición expresa de que los centros educativos sostenidos con fondos públicos obliguen a las familias a hacer donaciones a fundaciones educativas, lo que implica la prohibición a los colegios concertados de cobrar por sus servicios educativos.

"Queremos que prevalezca la diversidad de alumnado en el aula, garantizar la calidad educativa, arrinconar el elitismo en los centros sostenidos con fondos públicos y que sean las familias las que eligen los centros y no los centros los que eligen las familias", ha declarado el consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, Vicent Marzà.

"Con los puntos extra discrecionales que se otorgaban a los centros lo que ocurría era que eran los centros los que elegían el alumnado y no las familias las que elegían escuela. Eso que quede claro. Era un engaño a las familias. Esta medida escondía parámetros elitistas detrás de la palabra libertad y, cuando la libertad es limitada, la palabra que hay que utilizar es privilegio. La admisión de alumnado en los centros educativos sostenidos con fondos públicos deben garantizar la equidad de opciones y nuestra propuesta va encaminada a lograr ese objetivo", agregó Marzà.

El consejero destacó tres criterios encaminados a conseguir el objetivo de la equidad social a la hora de elegir centro por parte de las familias: "Quiero enfatizar que en la propuesta que hacemos prima que no se separe a los hermanos; además, por primera vez valoramos que se puntúe también a las familias monoparentales en la baremación, una recomendación que además venía de instituciones como el Defensor del Pueblo; también queremos evitar desplazamientos forzosos del alumnado, promocionar la integración educativa en los barrios y hacer que así las familias participen de forma más activa en el centro educativo como foco de regeneración social desde la proximidad. Por todo ello estoy seguro de que el próximo curso la admisión de alumnado será como debe ser: justa e igual para todos", sostiene el consejero.

El mismo responsable de Educación ha destacado igualmente que "en el Decreto que proponemos se prohíbe expresamente que los centros educativos sostenidos con fondos públicos obliguen a las familias a hacer donaciones a fundaciones educativas" y, dirigiéndose a las familias, ha dicho: "Que sepan que los centros sostenidos con el dinero de todas y todos deben garantizar la gratuidad de los servicios educativos en todos los casos, sin excepciones".


Noticia relacionada: Prohibido cobrar en la concertada


Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS