X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo: “El Pacto Nacional de Educación debe tener como premisa fundamental la certidumbre”

Así lo ha indicado el ministro de Educación, Cultura y Deporte durante la inauguración de la XXX Semana de la Educación de la Fundación Santillana

EDUCACIÓN • 09/03/2016

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado en la inauguración en la tarde de ayer de la XXX Semana de la Educación organizada por la Fundación Santillana, que “el Pacto Nacional por la Educación es necesario y conveniente para consolidar una España de oportunidades que ofrezca a todos los jóvenes la posibilidad de formarse adecuadamente".

"Es una ambición que merece la pena", ha indicado, para recordar que este pacto debe tener “como premisas fundamentales, en primer lugar, la certidumbre. A semejanza de la Constitución de 1978, que se hizo sobre la base del consenso y la perdurabilidad, un Pacto Nacional por la Educación debe implicar que cada nuevo gobierno no deshaga lo hecho anteriormente.”

“Una de mis tareas fundamentales como ministro ha sido y es aprender de esas diferencias, procurar interpretarlas e incorporarlas, en la medida de lo posible, a una visión más amplia en la que primen, por encima de todo, los intereses generales”, ha dicho.

La segunda premisa fundamental del Pacto Nacional de Educación –según Méndez de Vigo- sería “tener una vocación de globalidad con el objetivo de alejar la educación de debates y polémicas de corto alcance, como podría ser el eslogan LOMCE sí, LOMCE no”.La LOMCE es una modificación de la ley anterior y carece de esa vocación de globalidad. En este sentido, ha recordado que el pasado mes de agosto –nada más llegar al Ministerio- convocó a las Comunidades Autónomas y a los sindicatos “para presentarles una serie de propuestas concretas sobre las que empezar a construir ese pacto”.

Méndez de Vigo ha resaltado que llegó al Ministerio “con la intención de escuchar y dialogar con todos, ya que la educación requiere la participación de todos”, de ahí que centre sus esfuerzos, fundamentalmente, “en los principales actores del sistema educativo: los padres, los docentes y los alumnos”.

Propuestas para el Pacto

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha defendido la necesidad de “una educación de calidad capaz de formar ciudadanos autónomos, libres y responsables, con las competencias necesarias para integrarse social, cultural y laboralmente”.

Méndez de Vigo ha señalado que “una enseñanza de calidad es una enseñanza inclusiva”, y ha asegurado que “la convivencia debe ser un elemento fundamental que presida la formación de nuestros estudiantes, la capacitación de nuestros profesores y la vida de nuestros centros”. En este punto ha recordado que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte trabaja desde hace meses en un Plan Nacional de Convivencia, que es “un elemento indispensable para un pacto educativo”.

Para el ministro es fundamental que las familias tengan “derecho de elección de centros y modelos educativos”, y por esoha defendido“el modelo de enseñanza concertada como forma de hacer efectivo ese derecho”. De la misma manera ha apostado por la “transparencia y la rendición de cuentas” con “las evaluaciones  externas del alumnado, el profesorado y de los centros educativos como instrumento fundamental”.

El titular del Ministerio de Educación ha subrayado su apuesta por una “Formación Profesional de prestigio” y “una Formación Profesional Dual como punto de partida para la mejora de la inserción laboral”, a la vez que ha insistido en que el compromiso del Gobierno en el ámbito universitario es que los ciudadanos españoles puedan acceder a una universidad pública de calidad, y que nadie con la capacidad y el interés de cursar estudios superiores deba abandonarlos por razones económicas”.

Equidad e igualdad de oportunidades

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha destacado que “el principal capital que posee una sociedad es el humano”. De ahí que haya dicho que “la mejor forma de incrementar la riqueza de una sociedad y el bienestar de sus ciudadanos es invertir en ese capital, es decir, invertir en educación”.

En este sentido, Íñigo Méndez de Vigo ha defendido las becas como “un derecho del estudiante” y ha recordado en su discurso que “en los momentos más duros de la crisis el Gobierno ha mantenido las becas como un derecho y ha incrementado al máximo histórico las partidas presupuestarias: 1.416,5 millones de euros”.

“Los estudiantes españoles –ha concluido Méndez de Vigo- tienen el derecho a formarse en una universidad de calidad que les permita acceder a un entorno cada vez más competitivo”. Para ello, el ministro de Educación ha propuesto mantener las becas como un derecho del estudiante; seguir reforzando el esfuerzo presupuestario que se está realizando en becas y acordar mejoras del sistema de reparto y gestión; simplificar el sistema de tasas, igualando las tasas de master y grados; y mantener las movilidades de estudiantes, incrementando la internacionalización de nuestra universidad”.



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS