X
Uso de Cookies
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madres

Consejos para afrontar el primer día de colegio

REVISTA DE PRENSA • 05/09/2016

La 'vuelta al cole' se acerca estrepitosamente, y los nervios por cómo afrontar el primer día se hacen patentes en los más pequeños, pero también en los mayores de la casa. Y es que los padres son los encargados de que el comienzo del nuevo curso no se convierta en un drama y sea aceptado, con más o menos ilusión, por sus hijos. Sin embargo, no siempre es fácil, y como explica la Técnico superior en Educación Infantil, Saray Pérez Masedo, es un proceso de adaptación a un cambio en el que se ve implicada toda la familia. De la misma manera, advierte, es posible que al principio los niños manifiesten cambios de comportamiento, se muestren más irritables o incluso que se vuelvan más dependientes: "Es un proceso pasajero consecuencia del cansancio, el cambio de hábitos y la sensación de separación". Por eso, para afrontar el inicio de la etapa escolar con éxito, recomienda seguir estos consejos:

  • No hablar nunca del centro en términos negativos. Evitar frases como 'allí aprenderás a...', y ese tipo de comentarios, ayudará a que el pequeño no relacione el colegio con una obligación o una tarea. "Es más efectivo hablar de la experiencias positivas, como 'conocerás nuevos amigos' o 'aprenderás muchos juegos', para así fomentar su interés por asistir y disfrutar de las actividades", dice Pérez Masedo.
  • Ir anticipando a los niños su nueva rutina. Para que empiecen a tomar contacto con el inicio de curso, la experta recomienda hablar con ellos sobre los amigos y profesores que van a conocer, los buenos momentos que van a pasar y, si las hubiese, sobre experiencias positivas pasadas en este tipo de lugares.
  • Familiarizarlos con el espacio. "Intentar que conozcan el centro (si es su primer año) para que vean los sitios por los que se van a mover. Uno de sus preferidos es el patio", apunta Pérez Masedo.
  • Estructurar los horarios. Es mejor para su salud y su descanso ir acomodando con antelación los ritmos de sueño, los hábitos de alimentación y las pequeñas rutinas que se seguirán después en el centro.
  • Mostrar actitud de tranquilidad. Si el adulto muestra inseguridad, se la transmitirá inevitablemente al niño lo que dificultará la adaptación.
  • Evitar el chantaje afectivo. "Los niños suelen utilizar el llanto para intentar que el familiar que le lleva al centro se sienta mal. Si el primer día cedemos al chantaje, esto se repetirá durante el resto del año", advierte Pérez Masedo.
  • No alargar las despedidas. Lo ideal, asegura la experta, es una despedida rápida, explicando con actitud calmada que se va a volver a buscarlos, para evitar así que aparezcan sentimientos de abandono.

Autora: Galiana Legorburu, publicado por Yo Donna el 05/09/2016



Búsqueda por fechas
hasta

NOTICIAS MÁS LEIDAS